domingo, 27 de octubre de 2013

Buscando la Praga de Kafka, II


Klaus Wagenbach, en su biografía sobre Kafka, cuenta que en 1956, al llegar por primera vez a Praga, encontró por un lado “la imagen de una ciudad intacta, una de las más hermosas de Europa”: la Praga de Kafka había sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la búsqueda de documentos o personas que hubieran conocido al escritor conducía a Wagenbach, casi siempre, al mismo sitio:

Una sala del ayuntamiento judío de la calle Maislove cuyas paredes están cubiertas de estanterías con cientos de archivadores, llenos de fichas de color rojo en las que, debajo del apellido, el nombre y el lugar de nacimiento, aparece una y otra vez el mismo sello: “Oświęcim”: Auschwitz.

lunes, 7 de octubre de 2013

El sueño del Doctor Kafka



Buscando la Praga de Kafka, I

“Cuando una mañana, Franz Kafka se despertó de unos sueños agitados, se encontró  convertido en un souvenir turístico”. Bajó las escaleras; la lujosa casa de viviendas de alquiler de la calle Niklas se había transformado en un extraño edificio que Franz no había visto nunca; pero el Castillo, la Escuela Civil de Natación y el Puente Checo permanecían en su lugar. “Puede que siga dormido”, pensó. “Por lo demás es mejor no enfrentarse a los sueños”. Y emprendió el camino de todos los días.