viernes, 24 de enero de 2014

"Los traductores del viento"

Imaginemos una pesadilla, un infierno en la Tierra; allí estaría Henoc, el espacio donde transcurre la novela Los traductores del viento (Vaso Roto Ediciones, 2013) de Marta López Luaces (La Coruña, 1964). La mítica Henoc era la ciudad bíblica fundada por Caín, quien le puso el nombre de su hijo. La nueva Henoc, una “distopía” creada por la literatura, pertenece al territorio de lo posible. Mientras leemos la historia de esta ciudad nos asaltan imágenes de lugares que se multiplican en nuestro mundo perfecto: campos de refugiados que se extienden por zonas inhóspitas, centros de internamiento de extranjeros, guetos y alambradas.