Entradas

“Catadora”, de Lara Cantizani

Imagen
Elaborar un buen vino lleva su tiempo, desde la siembra y la cosecha hasta que llega a nuestros sentidos: la vista, el olfato, el gusto y el tacto. Para describir un vino el catador suele recurrir a metáforas. En este caso es una catadora la encargada de probar los vinos, de contarnos la historia que hay detrás de cada uno de ellos. Catadora (Lucena, 2020) es el nuevo poemario de Lara Cantizani (Lucena, 1969). Es un libro que, como el buen vino, se ha elaborado lentamente, sin prisas. No se trata de una recopilación de poemas sueltos, sino que existe una unidad. Su cuidada estructura incide en ese carácter unitario.

La forma es variada; alternan poemas largos y otros más breves, como una pincelada, como un sorbo. Esto se hace patente en la sección dedicada a los haikus. Pero no adelantemos acontecimientos y –como le gusta decir a Lara Cantizani– “entremos más adentro en la espesura” de las secciones que componen Catadora.

En “La uva alba de la luna”, la primera parte, se incluyen och…

"Los errantes" de Olga Tokarczuk

Imagen
“Bieguni” y “kairós” podrían ser las dos palabras que vertebran Los errantes (Anagrama, 2019) de Olga Tokarczuk (Sulechów, Polonia, 1962), cuya publicación en castellano ha coincidido con la concesión a su autora del premio Nobel de Literatura 2018.
Los errantes se publicó en Polonia en 2007 con el título Bieguni, una palabra difícil de traducir, ya que se refiere a una antigua secta ortodoxa rusa cuyos miembros creían que para que el mal no nos atrapara había que moverse continuamente. En polaco esta palabra guarda parecido con verbo biegac (correr).
Quizás los traductores en las distintas lenguas podrían haber conservado el título original: Bieguni; quizás se hubiera creado un neologismo para designar un concepto que se entrecruza con el de “kairós”. En el ámbito anglosajón Bieguni se ha traducido como Flights, mientras que Agata Orzeszek, la traductora al castellano, ha elegido Los errantes.
Para Olga Tokarczuk lo importante son los detalles: “Hay demasiado mundo, así que es mejor …

Miguel de Unamuno (1864-1936). Convencer hasta la muerte

Imagen
Miguel de Unamuno habría disfrutado leyendo las biografías que sobre él han escrito Jean-Claude y Collete Rabaté, dos grandes y apasionados “unamunólogos” que publicaron en 2009 Miguel de Unamuno. Biografía (Taurus). En 2016 se estrenó La isla del viento, de Manuel Menchón, la primera película sobre Unamuno, con una magistral interpretación de José Luis Gómez encarnando al escritor en dos momentos trascendentales de su vida: el destierro en Fuerteventura, por su oposición a la dictadura de Miguel Primo de Rivera; y, doce años después, en octubre del 36, su famosa intervención en el paraninfo de la Universidad de Salamanca.
Manuel Menchón, que se había documentado en esta obra de Jean Claude y Collete Rabaté, creó, con bajo presupuesto, una hermosa película cuyo protagonista hacía tiempo que debía haber salido de los moldes académicos para ser conocido en su dimensión humana e histórica.
Tres años después, la película Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, con mayores medios, ha…

Baroja, Kafka y demás judíos ("Desde la última vuelta del camino" II)

Imagen
Con Pío Baroja y el "98 fantástico" en "Desde la última vuelta del camino" (I)

El árbol de la ciencia
En El árbol de la ciencia (1911), Pío Baroja escribe:
El doctor Iturrioz, tío carnal de Andrés Hurtado, solía afirmar, probablemente de una manera arbitraria, que en España, desde un punto de vista moral, hay dos tipos: el tipo ibérico y el tipo semita. Al tipo ibérico asignaba el doctor las cualidades fuertes y guerreras de la raza; al tipo semita, las tendencias rapaces, de intriga y de comercio.
Solo se trata de una afirmación puesta en boca de un personaje. Baroja reflejaba en El árbol de la ciencia los problemas de la sociedad española a través de su protagonista, Andrés Hurtado, que andaba tan perdido como puede hallarse cualquier joven a su edad. Un joven que piensa, filosofa, y que analiza, con la ayuda del doctor Iturrioz, su tío, una persona pragmática para quien lo más importante es adaptarse al medio y que, al igual que su sobrino, muestra sus opiniones a …

Con Pío Baroja y “el 98 fantástico” en “Desde la última vuelta del camino”(I)

Imagen
Andrés Hurtado y Pío Baroja: dos caminos distintos
Pío Baroja (1872-1956) ha sido uno de los novelistas más leídos en España. A ello ha contribuido el que sus novelas estuviesen incluidas en los programas de estudio del Bachillerato. Durante generaciones se ha leído el Árbol de la ciencia (1911), libro que hoy se continúa estudiando y analizando como el paradigma de la novela de principios del siglo XX. La obra despierta curiosidad en los alumnos por el mundo que recrea, por su estilo ágil, de fácil comprensión; y por el protagonista, Andrés Hurtado, un joven atormentado contradictorio, desilusionado con el mundo que le rodea, incapaz de adaptarse a la realidad.
La vida de Andrés Hurtado es, en parte, un trasunto de la del propio Pío Baroja. Treinta años más tarde, para escribir Infancia y juventud, el segundo tomo de sus memorias, Pío Baroja se limitó a copiar literalmente algunos fragmentos de El árbol de la ciencia; sobre todo, lo referido a su etapa de estudiante de medicina. Influ…