Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

"Una mosca en la sopa", memorias de un personaje secundario

Imagen
Lo que hace que el arte y el recuerdo perduren son los detalles,  la poesía del detalle. Charles Simic, Una mosca en la sopa Cuenta Charles Simic en Una mosca en la sopa que a finales de los años cuarenta vio por primera vez en Belgrado El ladrón de bicicletas de Vittorio De Sica . Desde entonces siempre que ha visto la película ha pensado que ese era  “el aspecto blanco y negro, granuloso que tenía su infancia”. Los primeros recuerdos se parecen a “una edad oscura” en la que se confunden las imágenes borrosas que la escritura consigue rescatar: Escribir ayuda a recordar. La lógica de la cronología obliga a pensar en lo que viene después. Pero también entra en juego la lógica de la imaginación. Una imagen genera otra que no tiene nada que ver con ella –o que, quizá tiene mucho que ver, aunque no lo parezca–.          Vaso Roto Ediciones publicó a finales de 2010 Una mosca en la sopa , de Charles Simic (Belgrado, 1938). Traducido por Jaime Blasco , el libro l

"El mundo no se acaba" de Charles Simic

Imagen
En sus memorias, Una mosca en la sopa , Charles Simic (Belgrado, 1938) define la poesía como “la serenata del gato bajo la ventana de la habitación donde se escribe la versión oficial de la realidad”. El poeta “se ve empujado a decir la verdad”, pero existen distintas formas de percibirla: El consejo del realista es “abre los ojos y mira. Los defensores de la imaginación aconsejan: “cierra los ojos para ver mejor”. Hay una verdad que se percibe con los ojos abiertos y otra a la que se accede con los ojos cerrados y a veces estas dos verdades no se reconocen cuando se cruzan por la calle. El mundo no se acaba (Vaso Roto, 2013), edición bilingüe a cargo de Jordi Doce , es una muestra de la otra verdad vista con la lucidez de los ojos cerrados. Basta con adentrarse en ese camino paralelo. Nada habrá cambiado cuando salgamos a la superficie; el mundo continuará siendo ese incomprensible lugar donde los seres humanos viven, aman, mueren, trazan los más elevados sistemas fil