"Counterparts" ("Duplicados"). Un relato de "Dublineses"

Fleet Street. Hacia la casa de empeños

Si en Dublín, una tarde, paseamos por Eustace Street, quizás veamos la sombra de un hombre que se dirige “con paso furtivo pegado a las casas, hacia la esquina, y se sumerge de golpe en un portal”. Ese hombre es Farrington, el protagonista de "Counterparts", el relato de Dublineses que James Joyce terminó de escribir el 12 de julio de 1905. Joyce tenía veintitrés años y vivía ya en Trieste con Nora Barnacle, la joven con la que había partido de Dublín el 8 de octubre de 1904, en busca de trabajo y de una vida mejor. El 27 de julio nacería su primogénito, Giorgio. Joyce no se consideraba un emigrante, sino un exiliado, una noción mucho más literaria, y romántica, por supuesto. 

Farrington es un personaje inspirado en John Joyce, el padre del escritor. La sombra del hombre ha entrado en el establecimiento de O’Neill, un pub que, con el tiempo, adoptará el nombre de “Farrington”, en honor a este famoso escribiente. Después, el local ha recuperado un antiguo nombre: “The Norseman”. Ya no es el oscuro tabuco donde Farrington toma a escondidas un vaso de cerveza negra y una alcaravea para que su aliento no huela a alcohol. Ahora el pub, en la esquina con Essex Street, exhibe su fachada pintada de azul, en la zona más turística de la ciudad.

Leer en el blog: Un verano con James Joyce


 

Comentarios

Lo más visto esta semana

Seymour, una introducción

El último crimen de Pascual Duarte

"Diario de viaje a Italia", de Michel de Montaigne

Voces de Chernóbil, de Svetlana Alexievich

Unamuno en "La isla del viento"

"El amigo americano"

"La campana de cristal" II

“Ítaca”, de Francisca Aguirre

Las casas de Kafka

"Madona con abrigo de piel", de Sabahattin Ali